En momentos de crisis el mundo es un caos. Las grandes empresas y los pequeños comerciantes se ven afectados, las ventas disminuyen y los clientes, dejan de consumir. Para que el negocio no pierda rentabilidad, se reducen los gastos, y lo que primero desaparece es la publicidad de los comercios.

¿Por qué hay que invertir en publicidad cuando peor estamos?

La falta de comunicación puede provocar un bajo posicionamiento y como consecuencia, una disminución de los índices de recordación. Esto último, puede generar que la marca se convierta en la segunda opción de compra del mercado.

Pero, no todo es tan negro en tiempos de crisis, hay quienes sí invierten en comunicación, y al ser unos pocos, crece, rápidamente, su participación en el mercado. Es por eso, que  es importante mantener la comunicación y ver a la publicidad como una oportunidad.

No es necesario contar con un alto presupuesto, hay que invertir de forma estratégica, eligiendo las herramientas y medios adecuados para impactar al  público objetivo.

La comunicación digital se ha convertido en una estrella en época de crisis. Gracias a su inmediatez, capacidad de medición y segmentación, bajo costo de inversión,  innovación y creatividad, muchas marcas la utilizan para que el mensaje llegue a la mayor cantidad de usuarios posible y tenga un efecto óptimo sobre ellos.

La creatividad es un factor muy importante, ya que nos permitirá generar diferentes estrategias e ideas para persuadir y cautivar a la audiencia.