Una Landing page o también conocida como página de aterrizaje, es una importante herramienta del marketing digital. Dicho instrumento tiene un objetivo, vincular al usuario de la marca con la web corporativa y de esta manera, obtener contactos o leads.

¿Por qué debes usar una Landing Page?

Una de las principales ventajas que ofrece este instrumento, es que la empresa puede dirigir al usuario, de manera directa, a la web para concretar, por ejemplo, la compra de un producto o servicios. De esta manera, no existe posibilidad de desconcertar al usuario, permitiendo que exista una comunicación efectiva y finalmente, se efectúe la compra.

Las Landing Pages, están compuestas por un formulario de consultas. Si el usuario se encuentra interesado en lo que ofrece la empresa, acabará completando dicho formulario.

La planilla de contacto es muy importante para la marca, debido a que le permitirá medir si los medios que utilizaron para que el usuario llegue a la landing, han sido efectivos. Por otro lado, es posible desarrollar una base de datos que puede ser utilizada en futuras acciones de comunicación.

Acciones a desarrollar con una Landing Page

Anteriormente establecimos que dos  de los principales objetivos de esta herramienta son,el de generar contactos y tráfico al sitio web Dichos leads serán utilizados, posteriormente, en la estrategia de maketing digital de la empresa. Es decir,  que los datos obtenidos de las Landing pueden incorporarse en las campañas de Inbound Marketing o de Email Marketing.

Para generar contactos la empresa debe desarrollar una Landing Page de generación de leads. Estas, suelen ofrecerle algo al usuario a cambio de que complete el formulario con sus datos.

Por otro lado, si el objetivo es recopilar datos, las marcas deben crear una Landing Page de venta directa. Las mismas, tienen como objetivo generar la venta de un producto o servicio a través de la herramienta y de esta manera, obtener datos más específicos de los clientes.